Celda Solar Impermeable que Genera Energía Incluso Después de que se Empapa

Una nueva celda solar podría pasar por la lavadora y salir aún trabajando. La celda fotovoltaica, desarrollada por la institución de investigación japonesa RIKEN y la Universidad de Tokio, es ultra delgada y recubierta en ambas caras con una película impermeable. La célula solar se puede estirar, comprimir o lavar y continuar funcionando.

Los investigadores en Japón han creado una célula solar resistente al agua capaz de soportar un lavado y seguir generando energía. Desarrollaron celdas fotovoltaicas orgánicas flexibles, super finas, basadas en PNTz4T, un material que desarrollaron en el pasado. Ambos lados de la célula se cubrieron con un elastómero de base acrílica que permitió que la luz alcanzara las células, pero evitó que el aire y el agua se filtraran sobre ellas.

Los investigadores entonces probaron las células solares impermeables para ver si retendrían eficacia. El dispositivo inicial tuvo una eficiencia del 7,9% – por centímetro cuadrado generó una corriente de 7,86 miliwatts. Se empaparon las células en agua durante dos horas y luego se encontró la eficiencia había disminuido en un 5,4 por ciento. También comprimieron el dispositivo casi la mitad durante 20 ciclos, mientras que lo sometieron al agua, y encontraron que tenía 80% de la eficiencia inicial.

La energía fotovoltaica integrada en los textiles en el pasado ha sufrido una falta de eficiencia energética, no eran robustas y no resistieron a ser deformadas, o no eran estables a largo plazo en el agua o el aire – o alguna combinación de esos tres. Esta nueva célula impermeable, que puede ser comprimida, podría abrir más opciones para los portátiles con células solares. Las celdas fotovoltaicas podrían alimentar sensores que registran la temperatura corporal y los latidos cardíacos o proporcionar alertas tempranas de problemas de salud, según el líder del grupo de investigación Takao Someya.

Deja un Comentario

*