Los Precios en Energías Renovables Siguen Bajando y el Carbón Tiene las Horas Contadas

Algunos líderes del mundo, especialmente en países en desarrollo como la India, siempre han dicho que es difícil reducir las emisiones que están calentando el planeta, ya que necesitamos el carbón para mantener la energía accesible para todos. Ese argumento está perdiendo su relevancia ya que el costo de las fuentes de energías renovables como la eólica y la solar sigue bajando.

El costo promedio global de la generación de electricidad a partir de paneles solares bajo 61% entre el 2009 y 2015 y el costo por turbinas eólicas bajo 14%.

En lugares como la India y Dubái, los desarrolladores de parques solares han ofrecido recientemente a la venta electricidad por menos de la mitad del precio promedio mundial. Se cree que en el 2020 la energía solar en la India podría ser un 10% más barata que la electricidad generada por carbón.

La firma KPMG ha dicho que las reducciones en las emisiones de carbono se pueden conseguir más rápido de lo que la gente piensa y proporcionan esperanza de que las naciones serán capaces de alcanzar los ambiciosos objetivos que se fijaron en la reunión cumbre sobre el clima donde acordaron mantener el calentamiento por debajo del umbral más allá del cual el mundo va a sufrir en un futuro de consecuencias devastadoras, incluyendo sequías, inundaciones, escasez generalizada de alimentos y agua y las tormenta destructivas.

renovables_carbond

La sustitución de las centrales de carbón tendrá importantes beneficios para la salud sobre todo en ciudades muy contaminadas como China e India. “A veces es difícil darse cuenta de los niveles de contaminación que sufren algunas ciudades, el año pasado que visité Shanghái, China, era increíble como los altos niveles de contaminación hacen que sientas como te pica la garganta y notas como es más difícil respirar, ya no sólo lo puedes leer en un informe que tan alto son los niveles de contaminación, lo puedes sentir”.

Dichos beneficios serán aún mayores de los que proporcionan los coches eléctricos que consumen energía de parques eólicos y solares.

Aunque aun existen algunos obstáculos para un futuro más limpio, el primero es la tecnología ya que las baterías capaces de almacenar energía para su uso posterior cuando el sol no brilla y el viento no sopla todavía son bastante caras. Otro aspecto es el financiero a pesar del aumento de inversiones privadas en energías renovables, los Estados Unidos y otros países industrializados no han cumplido con su promesa en la conferencia de Copenhague de invertir 100 mil millones de dólares al año para financiar proyectos climáticos en los países en desarrollo.

La posibilidad de mantener una energía accesible y salvar al planeta, debe inspirar a los líderes a tomar acciones más audaces.

Comments are closed.