Ferrari Quiere Ser Campeón Del Automovilismo…Ecológico

¿Qué necesita hacer una escudería como Ferrari para demostrar que puede dominar TODO el espectro del automovilismo? Respuesta: ganar el World Solar Challenge, una competencia que anualmente se realiza a través de 3,020 kilómetros del desierto australiano; hasta aquí la información parecería curiosa pero común, sin embargo esta competencia tiene la particularidad de que la corren vehículos impulsados exclusivamente por energía solar y este año tiene confirmada la presencia de 47 equipos de 26 países entre los que destacan además de la firma italiana las universidades de Stanford, Michigan, Tokai y Cambridge con sus respectivos vehículos.

Emilia III; un nuevo auto para un nuevo escenario

Así es; la escudería Ferrari, una de las escuderías con más tradición en el mundo del automovilismo deportivo se ha propuesto un nuevo objetivo: ganar el World Solar Challenge y para eso ha incorporado a su arsenal motorizado a Emilia III; un vehículo completamente solar que además lleva el patrocinio de Onda Solare, un grupo de empresas e instituciones comprometidas con el medio ambiente y que son encabezadas por Ferrari.

Emilia III pesa unos 680 Kg, su carrocería está hecha en su totalidad de fibra de carbono, cuenta con 391 celdas solares fotovoltaicas y mide aproximadamente 5 metros. De manera muy simple podemos decir que funciona gracias a que las celdas solares toman la energía del sol y esta es trasladada a un polímero de litio que la transforma en energía lo suficientemente potente para que el automóvil pueda resistir los 3,020 kilómetros de desierto australiano.

Las mentes desde la sombra

El proyecto ha sido realizado en su totalidad por científicos de la Universidad de Bolonia así como por estudiantes y profesores de la Escuela Técnica IPSIA Ferrari de Maranello que es una escuela fundada por el propio Enzo Ferrari. El investigador a cargo de este interesante proyecto ha sido el profesor Filippo Sala.

La batalla contra la polución es un asunto serio

No es necesario decir que el simple hecho de que Ferrari respalde el proyecto ha atraído la atención de diversos patrocinadores que muestran su interés no solo por el auto en particular sino por el evento en general y lo más importante, ya comienzan a tratar con más respeto a los desarrolladores de vehículos solares aun cuando solo se trate de prototipos.

Quizá lo más extraordinario de todo es ver como un triunfador que solo apuesta para ganar ahora lo está haciendo por los vehículos impulsados por energías renovables, tal es el caso de su Ferrari 599 HY-KERS Hybrid o el último modelo de la fábrica Maranello LaFerrari que funciona con un motor eléctrico. Supongo que ya advirtió que el futuro de la movilidad está en las energías renovables, que no solo resultan benéficas para todos sino además y sobre todo, pueden resultar bastante rentables para quien las produce o quien se sirve de ellas para usarlas de combustible en sus vehículos.

emiliaiii