¿Cómo Ahorrar Energía Con Las CFL?

Los focos fluorescentes compactos, conocidos como CFL, ahorran desde un 67% hasta un 75% de energía en comparación con los focos incandescentes.

Entiendo que cambiar todos los focos de tu casa puede representar un gasto un poco elevado, sin embargo intalar CFL en tu hogar es una de las mejores maneras de ahorrar energía y dinero. En mi casa por ejemplo, hace 2 años cambiamos los focos incandescentes por CFL, aunque en un principio parecía que habíamos gastado más dinero del necesario en poco tiempo el monto del recibo de luz disminuyó y esto nos ayudo a recuperar lo que habíamos gastado en los focos.

Los CFL producen 75% menos calor y se calcula que durante su vida útil pueden generar un ahorro de hasta 40 dólares en los costos de electricidad.

La mejor manera de ahorrar energía con los CFL es:

1.- Determinar qué tipo de focos CFL se necesitan y cuántos se van a instalar para obtener la misma cantidad de luz, un foco incandescente de 60 vatios, por ejemplo, se puede remplazar con un CFL de 15 vatios.

2.- Apagar los interruptores de luz y esperar a que los focos incandescentes se enfríen, sustituirlos por el CFL, o de preferencia hacer el cambio durante el día cuando el foco no ha sido utilizado por un par de horas.

3.- Evitar el uso de CFL en ventiladores de techo u otros lugares donde la vibración y el movimiento sean constantes, las vibraciones pueden dañar los componentes electrónicos dentro del foco.

4.- Evitar encender y apagar el CFL cuando no es necesario, los focos fluorescentes pueden tardar varios segundos para funcionar en su máxima capacidad, por esta razón no se recomienda instalarlos en zonas donde se prende y apaga el foco constantemente.

Al instalar focos CFL ahorras energía y dinero mientras cuidas el medio ambiente, ¿necesitas más razones para instalar focos CFL en tu hogar?