Seis Maneras de Ahorrar Dinero en el Aire Acondicionado

Con veranos cada vez más calurosos todos estamos pensando en maneras de refrescarnos. Para todos los que usan aire acondicionado para hacerlo, pueden ahorrar dinero al usarlo menos, después de todo, en promedio, el 17% de la factura eléctrica anual de una casa proviene de querer enfriar esta.

Es por eso que ideamos esa lista de 13 sencillas maneras con las que podemos ahorrar dinero y refrescarnos al mismo tiempo.

1. Cierra tus ventanas
Se que suena contraproducente, pero generalmente tener las ventanas abiertas hace tu casa más caliente y no más fresca. Abre tus ventanas en la noche si el aire de afuera es más frio que el de adentro, pero ciérralas, y también tus cortinas, antes de que el sol entre por las mañanas.

Otra buena estrategia es poner plantas frente a las ventanas por donde entra la luz, ya que las plantas absorberán parte de la energía solar.

2. Usa los ventiladores de manera estratégica
Los ventiladores de techo y los que pones frente a ti, están ahí para mantenerte fresco, no para refrescar la habitación. Pero un ventilador en la cara sin duda te hace sentirte más fresco.

Puedes hacer que el efecto sea mayor al mojar tu piel con agua en una botella con aspersor. Puedes sentirte inmediatamente más fresco si mojas tus muñecas y dejas que el aire del ventilador les de directo.

Cuando prendes tu aire acondicionado, tener un ventilador prendido hace que no tengas que poner tan bajo el termostato del aire acondicionado. Es decir, si quieres tener una temperatura de 18ºC, usando un ventilador puedes poner el aire acondicionado a una temperatura de arededor de 23º.

3. Cocina una comida fría
Así como una buena bebida fría te refresca, comer comida fría hace que tu temperatura disminuya. Si de todas maneras vas a cocinar, trata de hacerlo en el microondas, ya que este no calienta el aire de la cocina, y de la casa, como lo hace el horno.

4. Apaga las luces
Si bien los focos modernos CFL o LED son más eficientes, los focos incandescentes generan tanto calor como la luz que generan. Apagar las luces que no son indispensables sirven tanto para ahorrar dinero como para mantener más fresco el aire de la casa.

5. Limpia el filtro del aire
Ya sea que tengas un aire acondicionado central o por habitaciones, un filtro sucio reduce la eficiencia, lo que hace que use más energía y tú gastes más dinero por el mismo trabajo. Es recomendable revisar los filtros una vez al mes.

6. Piensa en Chico
Hay días que simplemente es imposible no usar el aire acondicionado. En estos casos, es mejor tener un aire acondicionado chico para enfriar la habitación que queremos, que un aire acondicionado central.

Si sumas los beneficios de estos sencillos consejos, sin duda reducirás el tiempo que usas tu aire acondicionado y estarás igual de fresco, por lo que ahorraras mucho dinero durante estos calurosos veranos.

Comments are closed.