Cinco factores de motivación para capturar la Energía Solar

En términos simples, la energía solar es la energía que aprovechamos del sol. Desde tiempos remotos, las civilizaciones antiguas han adorado al sol, y aunque hoy en día no es una adoración como tal, existen diferentes factores que nos motivan a capturar y aprovechar su gran potencial.

El sol, y por ende su energía, son gratis: bueno, este factor puede parecer bastante obvio, pero es una realidad que no podemos dejar de pasar por alto, y que teniéndolo en cuenta, podemos pensar en nuevas y mejores formas de aprovechar su energía.

La energía solar no contamina: podemos capturar la energía solar sin usar productos que contaminen el medio ambiente. De hecho, un panel solar, aunque se contamina a la hora de fabricarlo, a lo largo de su vida útil elimina más contaminantes de los que se usaron para fabricarlo.

Es una energía constante: el sol ha enviado energía constante al sol por millones de años, y lo seguir haciendo por muchos millones más. Si bien de noche no la podemos aprovechar, durante el día podemos calcular exactamente cuanta energía podemos capturar para su aprovechamiento.

No existen límites: nadie te va a decir que puedes usar sólo una parte de la energía del sol. De hecho se calcula que si aprovecháramos sólo una hora de energía solar, tendíamos suficiente energía para abastecer al mundo entero por un año.

Se puede aprovechar localmente: a diferencia de la las plantas de carbón, una presa, se puede generar energía a partir de la energía solar localmente, es decir, si puedes instalar paneles solares en tu techo, pero no puedes crear una presa para generar energía en tu casa. Esto puede eliminar costos de transmisión de energía, a parte de que se perdería mucha menos energía debido a la transmisión.