Energias Renovables en México


México ocupa el tercer lugar en el mundo en radiación solar. Esta podría ser captada si todas las empresas, viviendas, escuelas y universidades tuvieran celdas fotovoltáicas en sus techos; de esta manera no sería necesario el ahorro de energía, ya que produciríamos muchísima electricidad para todos.

Creo que es muy importante que las nuevas fábricas, escuelas, instituciones y viviendas que se construyan en México cuenten con celdas fotovoltáicas, turbinas eólicas o con concentradores solares como el que ya está produciendo electricidad para un pueblo en el desierto de Agua Prieta, Sonora. Esta iniciativa viene del Banco Mundial para que México compruebe las bondades de la electricidad producida por el sol.

En el Istmo de Tehuantepec, Oaxaca, el presidente de México, Felipe Calderón, ya inauguró el primer campo de turbinas eólicas para producir electricidad en gran escala en el país. Es el campo de turbinas eólicas más grande de América Latina.

En ese sentido México es una nación privilegiada, ya que cuenta con muchísima radiación solar a lo largo de todo el territorio y con costas al océano Pacífico y al Atlántico, susceptibles de captar vientos con turbinas eólicas y producir aún mas electricidad. Realmente la energía eléctrica que podríamos captar con turbinas eólicas y concentradores solares es suficiente para electrificar todo el país. La mayoría de los países de nuestro planeta no están bendecidos con estos recursos naturales.

Lo que expliqué anteriormente aplica exclusivamente para México, ya que otros países limítrofes no cuentan con la misma radiación solar.

La energía solar que incide sobre una superficie horizontal es dos veces mayor que una vertical.

En invierno, y para nuestras latitudes, la fachada sur recibe dos veces mas radiación que en el verano.

En este hemisferio, el lado norte recibe solamente una pequeña cantidad de radiación, siendo la principal la que incide en verano1.

Debemos tomar esto en cuenta cuando se diseñan casas con ventanas al sur que son al mismo tiempo paneles de celdas fotovoltáicas. Es importante en este caso instalar estas ventanas fotovoltáicas en el muro sur.

En España, en la Biblioteca Mataró, ya se instalaron ventanas fotovoltáicas con gran éxito. Gracias a ellas y a las celdas fotovoltáicas que existen en el techo, esta estructura es totalmente sustentable y se mantiene debido a que la compañía de luz de España le compra el excedente de electricidad.

En el desierto de California, USA, se está construyendo un pueblo que tendrá dos millones de viviendas y el total de electricidad será producido por concentradores solares

Estos ejemplos que he dado de México, como de otros lugares del mundo, no sólo indican que el futuro ya no es del petróleo, que cada vez ofrece menos cantidad de divisas y que pronto tendrá que competir con el Biodisel, sino que el futuro energético está en el sol y el viento, ojalá pronto todos nos encaminemos a utilizar estas energías alternas que son seguras, eficientes y sobretodo que no dañan al medio ambiente.