Energía Eólica


La energía eólica no contamina, es inagotable y frena el agotamiento de combustibles fósiles contribuyendo a evitar el cambio climático. Es una tecnología de aprovechamiento totalmente madura y puesta a punto.

Es la energía obtenida del viento, o sea, la energía cinética generada por efecto de las corrientes de aire, y que es transformada en otras formas útiles para las actividades humanas.

Más de 15.000.000 millones de kWh de electricidad se generan anualmente en todo el mundo. De esto, cerca de el 65% es producido quemando combustibles fósiles y el resto se obtiene de otras fuentes, incluyendo nuclear, hidroelectricidad, geotérmica, biomasa, solar y el viento. Solamente cerca del 0.3% de esta energía eólica, sin embargo, el uso del viento para la producción eléctrica se ha estado extendiendo rápidamente en años recientes, debido en gran parte a las mejoras tecnológicas, la maduración de la industria y una creciente preocupación por las emisiones asociadas a la quema de combustibles fósiles.

Todavía hay mucho lugar para crecer, pues solamente una porción pequeña del recurso utilizable del viento está siendo aprovechada. Mediante las regulaciones a la industria eléctrica, así como con incentivos por parte de los gobiernos, desempeñan un importante papel determinante en cuan rápidamente se adoptará la energía eólica. Las políticas eficaces ayudarán a allanar el camino y asegurarán de que la energía eólica pueda competir con otras fuentes de energía en el mercado de la electricidad.

Al contrario de lo que puede ocurrir con las energías convencionales, la energía eólica no produce ningún tipo de alteración sobre los acuíferos ni por consumo, ni por contaminación por residuos o vertidos. La generación de electricidad a partir del viento no produce gases tóxicos, ni contribuye al efecto invernadero, ni destruye la capa de ozono, tampoco crea lluvia ácida. No origina productos secundarios peligrosos ni residuos contaminantes.

Cada Kwh. de electricidad generada por energía eólica en lugar de carbón, evita:

- 0,60 Kg. de CO2, dióxido de carbono.
- 1,33 gr. de SO2, dióxido de azufre.
- 1,67 gr. de NOx, óxido de nitrógeno.


La electricidad producida por un aerogenerador evita que se quemen diariamente miles de litros de petróleo y miles de kilogramos de lignito negro en las centrales térmicas. Ese mismo generador produce idéntica cantidad de energía que la obtenida por quemar diariamente 1.000 Kg. de petróleo. Al no quemarse esos Kg. de carbón, se evita la emisión de 4.109 Kg. de CO2, lográndose un efecto similar al producido por 200 árboles. Se impide la emisión de 66 Kg. de dióxido de azufre -SO2- y de 10 Kg. de óxido de nitrógeno -NOx- principales causantes de la lluvia ácida.

La energía eólica es independiente de cualquier política o relación comercial, se obtiene en forma mecánica y por tanto es directamente utilizable.

Al finalizar la vida útil de la instalación, el desmantelamiento no deja huellas.
Un Parque de 10 MW:

- Evita: 28.480 Tn. Al año de CO2.
- Sustituye: 2.447 Tep. Toneladas equivalentes de petróleo.
- Aporta: Trabajo a 130 personas al año durante el diseño y la construcción.
- Proporciona: Industria y desarrollo de tecnología.
- Genera: Energía eléctrica para 11.000 familias.

Aprende más sobre la energía eólica en los siguientes enlaces:

- Más sobre qué es la Energía Eólica

- Cuando es el Día Internacional de la Energía Eólica

- Cómo Produce Energía la Energía Eólica

- Qué es el Viento?

- Energia Eólica instalada en México desde el año 2004

- Tipos de Turbinas Eólicas o Aerogeneradores

- Como se Construye un Parque Eólico Video

- Las Turbinas Eólicas Seguras Para la Salud

- Los 10 Parques Eólicos más Grandes del Mundo

- Qué son las Turbinas Eólicas Submarinas

- Robots que Ayudan al Mantenimiento de Turbinas Eólicas

- Energía Solar Vs Energía Eólica